Resultados respiratorios de la nueva displasia broncopulmonar en adolescentes

Respiratory outcomes of “new” bronchopulmonary dysplasia in adolescents: A multicenter study


Autores: Santiago Pérez-Tarazona MD, Santiago Rueda Esteban MD,Maria L. García-García MD, Maria Arroyas Sanchez MD, Inés de Mir Messa MD, Tatiana Acevedo Valarezo MD, Orlando Mesa Medina MD, Alicia Callejón Callejón MD, Elisa M. Canino Calderín MD, Salome Albi Rodriguez MD, Roser Ayats Vidal MD, Antonio Salcedo Posadas MD, Jordi Costa Colomer MD, Xavier Domingo Miró MD, Montserrat Berrocal Castañeda MD, Ana Villares Porto-Dominguez MD, the Working Group of Perinatal Respiratory Diseases of the Spanish Society of Pediatric Pulmonology


Diversos estudios han puesto de manifiesto peores resultados de función pulmonar en adolescentes con antecedentes de Broncodisplasia pulmonar (BDP) en comparación con los controles que fueron prematuros sin BDP y los que nacieron a término. Este hallazgo es consecuencia de los efectos de la BDP sobre el crecimiento pulmonar y de las vías respiratorias, y puede predisponer al desarrollo de enfermedades pulmonares obstructivas.

La mayor parte de los estudios publicados sobre evolución clínica y de la función pulmonar de adolescentes con antecedente de BDP hacen referencia a adolescentes con la forma “clásica” de BDP. En los últimos 20 años, los continuos avances en el cuidado de los recién nacidos prematuros extremos han dado lugar a una forma de BDP diferente a la originalmente descrita. Sin embargo, las repercusiones a largo plazo de esta “nueva” BDP todavía son en gran parte desconocidas.

Por otro lado, se ha demostrado que la prevalencia de asma es mayor en los niños y adolescentes que fueron prematuros, y su riesgo aumenta de manera directamente proporcional al grado de prematuridad. Dado que los prematuros con BDP han sufrido un daño pulmonar añadido, sería esperable que su riesgo de asma fuera mayor que el de aquellos que no desarrollaron BDP. Sin embargo, esta cuestión no ha sido analizada en profundidad, y en el momento actual no se dispone de suficiente evidencia para precisar si la BDP es un factor de riesgo de asma independiente de la prematuridad.

A lo largo de los años, la función pulmonar de los pacientes con BDP ha sido estudiada de forma exhaustiva en todos los grupos de edad, y ello ha permitido conocer mejor la historia natural de la enfermedad. No obstante, la patogenia de la BDP ha cambiado considerablemente en las últimas dos décadas respecto a su descripción inicial debido a los avances en los cuidados neonatales, y afecta a lactantes mucho más inmaduros. Por ello, es razonable suponer que su función pulmonar pueda tener una evolución a medio y largo plazo diferente a la de los pacientes con BPD “clásica”.

En este artículo se presenta un estudio multicéntrico transversal promovido por el Grupo de Trabajo de Patología Respiratoria Perinatal de la Sociedad Española de Neumología Pediátrica, en el que han participado 11 centros hospitalarios terciarios distribuidos en siete regiones españolas (estudio PRADIS).

El objetivo fundamental fue evaluar la función pulmonar, la prevalencia de asma y la calidad de vida de un grupo de adolescentes nacidos en la “era post- surfactante”, que fueron prematuros extremos y desarrollaron la “nueva” BDP. Para distinguir hasta que punto los efectos sobre la salud respiratoria dependen de la propia prematuridad, los resultados fueron comparados con los obtenidos en otros dos grupos de adolescentes exprematuros sin BDP nacidos en el mismo periodo. Por ello se incluyeron adolescentes nacidos entre 2003-2005 (ambos inclusive), pertenecientes a los siguientes grupos según sus antecedentes: prematuros extremos (hasta 28+0 semanas de edad gestacional) con BDP asociada; prematuros extremos, sin BDP asociada y prematuros moderados-tardíos (32+0 -36+6 semanas).

Para estudiar la función pulmonar se realizó una espirometría forzada con
prueba broncodilatadora. En los centros en los que fue posible, se hizo además estudio de volúmenes pulmonares mediante pletismografía corporal total y de la difusión pulmonar.
Para estudiar la prevalencia de asma el adolescente cumplimentó los cuestionarios validados sobre salud respiratoria (Global Asthma Network, GAN) y calidad de vida (kiddo-KINDL®) en su versión española. El cuestionario del GAN incluye las mismas preguntas del estudio ISAAC (International Study of Asthma and Allergies in Childhood), con algunas cuestiones adicionales sobre el manejo del asma. Siguiendo la metodología del ISAAC, se consideró diagnóstico de asma si se había contestado afirmativamente a la siguiente pregunta del cuestionario: “has tenido pitos o silbidos en el pecho en los últimos 12 meses?”.

Resultados y discusión
Completaron el estudio con espirometría forzada técnicamente acceptable 286 pacientes. Entre los resultados más interesantes destacó que todos los parámetros de la espirometría fueron significativamente mas bajos en los adolescentes con antecedentes de BDP que en el resto. No se encontraron diferencias significativas entre los pacientes de los grupos con adolescentes prematuros extremos sin BDP y los prematuros moderados-tardíos. El porcentaje de pacientes con parámetros de espirometría por debajo del límite inferior de normalidad (LLN) (1.645 desviaciones estándar por debajo del valor predicho), fue significativamente mayor en el grupo de antiguos prematuros con BPD que en el resto de grupos.

Los pacientes del subgrupo de BDP de “alta severidad” (n=51) presentaron significativamente peores resultados en casi todos los parámetros de espirometría que los del subgrupo de “baja severidad” (n=41); diferencias medias en los z-scores entre “alta severidad” y “baja severidad” (CI 95%): FEV1: -0.85 (-1.34,-0.36),p<0.001; FVC: -0.56 (-1.09,-0.04), p=0.04; FEV1/FVC: -0.49 (-1.03,0.05), p=0.07; FEF25-75: -0.55. (-1.09,-0.02), p=0.04. En general, los adolescentes y adultos que sufrieron BDP en la era “pre-surfactante”, presentan más alteraciones en la espirometría y mayor atrapamiento aéreo que los controles EP sin BDP y los que nacieron a término. Respecto a los nacidos en la era “post-surfactante”, la información disponible es menor, y muchos de ellos aún no han alcanzado la edad adulta. Los adolescentes con BDP y los nacidos a término mantienen diferencias semejantes a las observadas en épocas pasadas. En cambio, dentro del grupo de los EP los datos publicados son algo más discordantes. Por un lado, se ha descrito una mayor obstrucción al flujo aéreo y mayor atrapamiento aéreo en los que desarrollaron BDP, lo que coincide con lo observado en este estudio. Sin embargo, algunos autores describen alteraciones similares en los prematuros con y sin BDP, ya sea en la espirometría o en los volúmenes pulmonares. En cualquier caso, estos hallazgos siguen advirtiendo del posible vínculo entre el antecedente de BDP y el desarrollo de enfermedad respiratoria obstructiva crónica en la edad adulta, pese a que la afectación de los adolescentes con BPD de este estudio en su conjunto puede considerarse de carácter leve, lo que implicaría un mejor pronóstico en este sentido. No obstante, es necesario acumular más información sobre su evolución a largo plazo, especialmente en aquellos con valores de espirometría por debajo del LLN. En cuanto al grupo de prematuros extremos no BDP, se deben destacar los buenos resultados obtenidos en la espirometría, lo que refleja la habilidad del pulmón de retomar su proceso de crecimiento y alveolización después haber sido interrumpido tras el nacimiento prematuro. Morbilidad respiratoria. Cuestionario del GAN
A lo largo de la evolución, la morbilidad respiratoria -necesidad de tratamiento inhalatorio durante periodos superiores a 3 meses y hospitalizaciones por causa respiratoria- fue significativamente mayor en el grupo de antiguos prematuros con BPD que en el resto de los grupos. Estas diferencias se observaron también entre los subgrupos de alta y baja severidad de BPD: 66.7% vs 36.6% fueron hospitalizados; (OR [CI 95%]: 3.47 [1.47,8.21]; p=0.004), y 66.7% vs 41.5% emplearon tratamiento preventivo (2.82 [1.21,6.62]; p=0.02).

La prevalencia de episodios de sibilancias alguna vez en la vida en los adolescentes con antecedentes de BDP fue superior al del resto de los grupos. No se encontraron diferencias significativas entre los grupos en la prevalencia de asma -episodios de sibilancias en los últimos 12 meses-, ni en el resto de los parámetros principales del cuestionario del GAN. Además, no hubo ninguna asociación entre la gravedad de la BDP y la prevalencia de síntomas asmáticos reflejados en el cuestionario del GAN.

Por tanto, la prevalencia de síntomas asmáticos en los adolescentes con BPD no fue diferente de la del resto de prematuros, pese a las alteraciones observadas de la función pulmonar. Este es un hallazgo ya evidenciado en estudios recientes, y en general difiere de lo descrito en adolescentes y adultos que padecieron la BDP en la era pre-surfactante, que presentaban una mayor morbilidad respiratoria que los controles sin BDP. La estabilidad clínica que alcanzan los adolescentes con la “nueva” BDP podría explicarse por el “catch-up” de crecimiento pulmonar y el proceso de reparación del daño sufrido en la época perinatal, que es menor al ocasionado en la BDP clásica.

Por otro lado, la prevalencia de asma de cada uno de los grupos fue comparable con la registrada en la fase III el estudio ISAAC para la población general española de esta edad, y algo inferior que la de la población mundial, cifradas en el 10.6% y el 14.1%, respectivamente. Por tanto, los prematuros incluidos en nuestro estudio no parecen tener un mayor riesgo de asma en la adolescencia que la población general, si bien estos datos del estudio ISAAC se obtuvieron a comienzos de la década pasada y están siendo actualizados por parte del Global Asthma Network (GAN Phase I).

Cuestionario de calidad de vida
No hubo diferencias significativas, entre los grupos, en la puntuación total ni en las sub-escalas del cuestionario de calidad de vida Kiddo-Kindl® por lo que se puede concluir que la calidad de vida fue similar en todos los grupos, y puede considerarse adecuada al compararlas con el patrón de referencia. Ha quedado documentado en dos revisiones sistemáticas que la calidad de vida reflejada por los adolescentes es semejante en aquellos que fueron grandes prematuros y en los nacidos a término. En lo que respecta a la BDP, es evidente que su impacto de sobre la calidad de vida es muy importante en los primeros años, pero al alcanzar la edad escolar y la adolescencia la tendencia es a equipararse con la población general.

Limitaciones y fortalezas
Una de las limitaciones de este trabajao fue no haber incluido un grupo control de adolescentes que nacieron a término. Puesto que se disponen de datos de función pulmonar y de prevalencia de asma en esta población, se consideró más apropiado incluir un grupo de prematuros moderados-tardíos, teniendo en cuenta que los datos sobre función pulmonar y morbilidad respiratoria en este grupo son escasos y en ocasiones discordantes. Esto justifica que se lleven a cabo estudios para conocer con mayor precisión sus repercusiones a largo plazo sobre el desarrollo pulmonar.

Conclusiones
Los adolescentes que desarrollaron la “nueva” BDP tienen una peor función pulmonar que el resto de los adolescentes prematuros, sin que ello se acompañe de una mayor prevalencia de asma o de una peor calidad de vida. Pese a que los avances en los cuidados neonatales están dando lugar a formas más leves de BDP, la persistencia de alteraciones en la función pulmonar hace necesario seguir investigando y aportando información sobre seguimiento a largo plazo para conocer mejor la evolución de estos pacientes, ante el riesgo de desarrollar enfermedad pulmonar obstructiva crónica en la edad adulta.
Coordinadores del grupo de trabajo de la SENP “Patología respiratoria perinatal”:

  • Santiago Pérez-Tarazona
  • Santiago Rueda Esteban

Referencia Electrónica:

Pediatric Pulmonology. 2021; 56:1205–1214. https://doi.org/10.1002/ppul.25226


Who is Manuel Novillo Díaz

You need update your bio: Edita el perfil

Deja una respuesta

Tu email no será publicado Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

BACK

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar tu navegación. Por favor, acepta la utilización de las cookies de este sitio web. Para más información, puedes consultar nuestra Política de Privacidad y Tratamiento de Datos y Política de Cookies Política de Privacidad y Tratamiento de Datos y Política de Cookies

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar